“La Memoria de los Platos”

La cocina tradicional es la heredera de las costumbres familiares, es una cocina pródiga, generosa, diversa, como el pan bendito. Muchos platos nacen del recuerdo. Cada pueblo tiene ha heredado la suya, cada rincón, unos hábitos particulares. La evidencia de esta diversidad es una herencia que debemos conservar. Preservar la diversidad es un reto tanto culinario como cultural.

La cocina cautiva porque es un arte cambiable, excepcional, sorprendente. Es decir, conmovedor. Hemos escrito estos textos conscientes que debemos relativizar las emociones. Aunque no hemos podido evitar redactar estas notas de cocina con una inevitale fascinación. Disfrutadlas.