ajillo

Bepo, jefe de cocina de La Venta

Estos días está por Barcelona Josep Barahona Vinyes. Leridano de raíz, es el mejor cocinero catalán que está fuera del país. Hace 23 años que hace cocina catalana en el Japón. Fue el primero. Todos los que han ido posteriormente, se lo miran con respeto. Un gran cocinero, todo un referente. El mejor embajador. Hemos hablado con él de muchas cosas. Evidentemente, siempre de cocina. Es su gran pasión. Hemos tenido la oportunidad de hablar y comer con él. De Josep Barahona tenemos dos bonitos libros, uno titulado Pintxos 360, con recetas de sus pinchos; y el otro, editado en septiembre de 2015, titulado Ajillo, con recetas con esta salsa que ha causado furor en tierras niponas y que ya está en la segunda edición. Estos libros son una maravilla, con grandes recetas y una excelente fotografía. Y ya está en camino, a puntito de salir, el siguiente, Tapes 360, una recopilación de sus mejores tapas. Josep es un crack.

El oficio de cocinero nos merece un gran respeto. Un cocinero cocina cada día. Cada día se enfrenta a sus clientes. cada día tiene que probar que lo hace bien. Cocinar equivale a soportar una dosis diaria de fracaso. Hacerlo bien es una exigencia permanente. Cocinar comporta una cantidad enorme de crítica y presión. Cocinar implica una dosis inevitable de éxito o fracaso.

Volvamos a lo que decíamos de Josep. Decíamos que hemos hablado con él de muchas cosas. Nos quedamos con una que nos dijo que, sin duda, denota la grandeza de este cocinero: “Pienso que los que estan en la mesa son mis padres, mi propia familia”

Es la prueba evidente de que cocinar no es sólo una cuestión de oficio, sino también una gran lección de humildad.

 

 

Josep Vilella